El arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor que se emitió por canal 9 de TV el sábado 10 de noviembre, siguió con el análisis de lo que denominó la “agenda globalista del Gobierno” deteniéndose en una publicación oficial del gobierno de la provincia de Buenos Aires titulada “Niñez en construcción. Herramientas para pensar el trabajo con niñas y niños desde una mirada de género”.

El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor que se emitió por canal 9 de TV el sábado 10 de noviembre, continuó con el análisis de lo que denominó la “agenda globalista del Gobierno” deteniéndose en una publicación oficial del gobierno de la provincia de Buenos Aires titulada “Niñez en construcción. Herramientas para pensar el trabajo con niñas y niños desde una mirada de género”.

Niñez en construcción
“Hoy les voy a dar una noticia sensacional -comenzó su comentario el prelado:- en la provincia de Buenos Aires piensan construir niños. Sí, aunque les parezca mentira, piensan construir niños. Tengo en mis manos una publicación oficial del gobierno provincial titulada “Niñez en construcción” y dice: “Herramientas para pensar el trabajo con niñas y niños desde una mirada de género”. Encabeza el folleto todo el ‘staff’ del gobierno provincial: la gobernadora, el vicegobernador, el secretario de Derechos Humanos, y la subsecretaria de Género y Diversidad Sexual, Daniela Reich, que es la autora de este librejo”.

“Aquí se insiste en que hay que pensar el trabajo con niños y niñas desde una mirada de género. ¿Para qué? Dice que ‘esto va a contribuir a la plena igualdad entre los géneros respetando las diversidades sexogenéricas y las orientaciones sexuales de las personas’. ¿Qué piensan que son y hacen los niños? ¡Que no son normales, que no son nenes y nenas! ¡Es una cosa atroz! Lo dan como un hecho”.

Obra de psicólogos y sociólogos constructivistas
“Esto -explicó monseñor Aguer- es obra de psicólogos y sociólogos constructivistas, que piensan que el ser humano es una construcción. Suponen que el niño es una construcción. Tengo a mano una buena biblioteca, como ‘El Erotismo’, de George Bataille que es un experto en esto; también ‘Del Pudor al Amor’, de Inés Pellisie du Rausas, y otras obras de especialistas, con lo cual puedo decir que estoy bien preparado para esos temas tramposos, por lo cual no me van a meter el perro con estos cuadernillos”.

El gobierno quiere reemplazar a la familia
“Aquí se trata de que la niñez es una construcción social. Es decir para ellos el niño no es el niño con toda su espontaneidad e ingenuidad. Ustedes tienen hijos, nietos, sobrinos, pero acá creen que hay que promover una estrategia para que desde la niñez se imponga la igualdad de género. O sea que el gobierno va a reemplazar a la familia y a la escuela y se va a ocupar directamente de hacer del niño una construcción social, para que decida qué género desea adoptar”.

“Observen las falacias que presentan, dicen que ‘no hay conciencia de la infancia hasta el siglo XVIII’; ¿cómo explicarían las palabras de Jesús: ‘Dejen que los niños venga a mí’, o el papel que el niño tiene en el Evangelio y en la primitiva Iglesia? Según este texto hasta el siglo XVIII, hasta que apareció la Revolución Francesa, no hubo noción de la infancia. Los constructivistas son increíbles, porque en realidad no se entiende qué quieren decir, y no sé si ellos se entienden a sí mismos”.

SI QUIERES PUEDES DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre